Día de los Muertos: Historia, Significado y Celebración

El Día de los Muertos es una tradición mexicana, que ha trascendido fronteras y que se ha convertido en una celebración muy pictórica y rica culturalmente. Desde el 28 de octubre de cada año, comienzan los festejos que recuerdan a los que partieron hacia el Más Allá, y cierran el 2 de noviembre. Tradición que ha convertido además, a México, en  la capital mundial de evocación a los difuntos.

El Día de los Muertos es la historia del regreso del alma, de los que ya no se encuentran físicamente presente, a sus hogares, en los que por algunos días disfrutan, de lo que en vida más gustaban como sus comidas, bebida, o música favoritas.

¿CUÁNDO SE CELEBRA EL DÍA DE LOS MUERTOS?

Las celebraciones por el día de los muertos es una tradición mexicana, aunque generalmente se conoce que los días 1 y 2 de noviembre, son los escogidos para esta conmemoración, lo cierto es que desde el 28 de octubre comienza la solemnidad. Es así que este día es el destinado a recordar, a aquellas persona que murieron de manera trágica, en accidentes y algún hecho violento. Las familias llegan hasta el nicho en el que descansan los restos, y colocan una cruz y la reconocida flor Cempasúchil, flor de muerto. De igual forma en sus casas crean sus propios altares, dedicados a los fallecidos.

El 30 de octubre también está recogido dentro del día de los muertos. En esta jornada el homenaje se dedica de manera especial a los niños, o bebés que perdieron la vida antes de ser bautizados. Los padres llegan hasta las tumbas, y llevan consigo flores de nube blanca, una flor de muerto muy especial que significa pureza. En la casa se crean altares cargados de ofrendas para estos niños, leche, pan, juguetes, agua, dulces son lo tradicional aquí, puesto que es lo que más gusta en la infancia.

El 31 de octubre también hay otro recordatorio, y es a los niños fallecidos menores de 12 años. También se hacen altares llenos de dulces, juguetes, agua y la intención es parecida a la del 28 de octubre, pero no la misma, recuerden que el 28 solo se recuerda a los bebés.

El 1 de noviembre comienza la gran celebración, se recuerda a todas las personas mayores de 13 años que han muerto de muerte natural, o por enfermedad. Inunda a México grandes altares repletos de ofrendas, que hacen alusión a la vida de los muertos. Se supone que el alma de los difuntos hace un viaje hasta donde se encuentra este altar, y allí encuentra comida, bebida, música y objetos que en vida les agradaba. Todos los lugares son adorados con elementos decorativos, que hacen referencia a este día, carabelas, o juguetes que reseñan la muerte.

El 2 de noviembre es el último día. A las 12 en punto se levantan los altares, porque  según la creencia popular las almas regresan al mundo de los muertos, y poco a poco la vida vuelve a la normalidad.

Si deseas conocer más, te recomiendo sobre Ofrendas y Altares en el Día de los Muertos

DÍA DE LOS MUERTOS: HISTORIA Y ORIGEN

El Día de los Muertos es una conmemoración, que se celebra desde mucho antes de la Conquista española. Se afirma que los orígenes de esta festividad, se remonta al año 1800 antes de Cristo. Cuenta la historia que en el México prehispánico, luego de finalizadas las guerras entre los pueblos, era una tradición conservar los cráneos de los enemigos como trofeo, para utilizarlos en los rituales que tenían como tema principal, la muerte y el renacimiento.

Estos rituales se dividían en dos fiestas, la fiesta pequeña y la fiesta grande. La fiesta pequeña, que iniciaba veinte días antes que la fiesta grande, era la dedicada a los niños, y la fiesta grande era dedicada a los adultos. Estas celebraciones que se convirtieron en el Día de los Muertos, festejaban el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, y duraba todo un mes. Dichos rituales eran presididos por la dama de la muerteMictecacihuatl y esposa de Mictlantecuhtli, el señor de la tierra de los muertos.

La diferencia en la actualidad es que con la aculturación de los pueblos, o sea la mezcla de culturas que produjo la colonización, la fiesta grande se hizo coincidir con la de los Fieles Difuntos de la religión católica. A pesar de la conquista española y toda su opresión, los indígenas lograron adaptar, y mantener viva la tradición cuando los españoles apostaban severamente, por la evangelización. Los mexicanos se las ingeniaron para hacer que estas conmemoraciones, dejaran de parecer fiestas paganas, adaptándolas al calendario católico.

Conoce más sobre el personaje principal de estas celebraciones: La Catrina

¿POR QUÉ SE CELEBRA EL DÍA DE LOS MUERTOS?

El día de los muertos es el momento en el que toda la familia, se reúne para recordar a ese ser querido, que ya no se encuentra entre ellos. Dice la tradición que las almas que habitan en el mundo de los muertos, emprenden un viaje de regreso a casa. Allí lo esperan para que por algunos días disfrute de todo lo que tuvo en vida.

Es el espacio en el que el gremio familiar, comparte de manera simbólica con los seres queridos. Son días en los que el dolor de la pérdida, se convierte en alegría por el solo hecho de saber, que de esta forma se complace y venera, a esas personas desaparecidas físicamente.

Por su valía en la defensa de tradiciones autóctonas, en el año 2008, la UNESCO declaró  esta celebración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México.

¿CÓMO SE FESTEJA EL  DÍA DE LOS MUERTOS?

La celebración del Día de Muertos, es algo muy típico de México, aunque en menor medida en otras regiones del continente se festeje, tiene un gran significado y es muy curioso cómo se lleva a cabo. Lo primero y que distingue esta conmemoración es sus características. Miles de altares llenos de ofrendas, son el tema principal de la solemnidad. Pero comencemos por el altar.

El altar del día de los muertos es la forma que tienen los familiares, de recordar digna y alegremente, a esta persona ya fallecida. Es la representación que tienen los mexicanos de la muerte, a través de todos los elementos que lo conforman, de manera armónica.

Este altar debe tener siete escalones o niveles, cada uno con un propósito diferente. Hay quienes no lo cumplen así, y solo colocan tres escalones. El primer escalón está destinado a colocar la foto del santo o virgen, elegido para bendecir el altar. El segundo escalón es para las ánimas del purgatorio, y en el tercero se coloca sal para los niños del purgatorio. El cuarto nivel es para colocar el pan de muerto con azúcar, y el quinto para las comidas y las frutas. El sexto escalón es para poner la foto de la persona a la que está dedicado el altar, y el séptimo escalón es para colocar una cruz o rosario.

También los mexicanos llenan estos altares de ofrendas, estas ofrendas que conforman el altar son por lo general objetos que los fallecidos, disfrutaban en vida, y tienen elementos que son imprescindibles, como por ejemplo las veladoras y los cirios, también mantel blanco y sal. Otras cosas que no pueden faltar es el copal y la cruz de ceniza, las caravelitas de azúcar, agua, el papel picado o petate, las flores de muerto, la comida, la bebida y los famosos perritos conocidos como izcuintle.

Durante la celebración por el Día de los Muertos toda la familia se reúne, y comparte felizmente la llegada de sus ancestro y seres queridos, es un festejo de más de dos días, todo adornado con elementos que hacen referencia a carabelas, u objetos que identifican la muerte. Por lo que una vez al año México se convierte en el país de los muertos.

Una nota curiosa es que esta celebración es tan importante para los mexicanos y el resto de los latinos, que la Pixar creó en el 2017, la película animada Coco, donde se refleja todo cuanto acontece en estas jornadas. Para la realización de la misma, se contó con la participación de músicos destacados en los que destaca la interpretación de La Llorona, por Chavela Vargas.

¿CUÁNTOS AÑOS TIENE QUE SE CELEBRA EL DÍA DE LOS MUERTOS?

Esta solemnidad data de muchos años antes de Cristo, es una tradición que proviene de las antiguas tribus indígenas, se dice que allá por el año 1800. Siempre se festejó por parte de los indígenas, grandes rituales que hacían alusión a la muerte y el renacimiento, y  por lo general se guardaban cráneos obtenidos en las guerras entre las tribus, que servían de símbolos para las festividades.

Aun hoy prevalece esta tradición, claro que con algunas variaciones, pero siempre teniendo en cuenta su tema principal que es la muerte.  Es una de las tantas solemnidades en el mundo, que cuenta con tanto reconocimiento.

LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LOS MUERTOS POR PAÍSES

En varios países de Latinoamérica fundamentalmente, se han adoptado celebraciones muy parecidas al Día de los Muertos, que proviene originaria de México. Aunque en menor medida, estos países se han encargado de mantener viva la tradición, de igual modo en algunas comunidades de los Estados Unidos, también se festeja, principalmente en las comunidades latinas, en las que resalta .

DÍA DE LOS MUERTOS EN MÉXICO

México es el país que dio origen a la celebración del Día de los Muertos. Desde el año 1800 antes de Cristo en el México pre hispánico, se festejaban rituales cuyo tema central era la muerte y el renacimiento. La tradición quedó a través de los siglos, a pesar de los intentos de aculturación por parte de los colonizadores españoles. En la actualidad la solemnidad por el día de muertos, es una de las festividades más reconocidas del mundo, tanto así que es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México.

El Día de los Muertos en México comienza el 28 de octubre, y finaliza el 2 de noviembre, aunque precisamente el 1 y el 2 de noviembre es donde se centran los mayores rituales. ¿Pero qué distingue esta celebración? Pues en esos  días México es un país lleno de grandes, y llamativos altares en los que puedes encontrar las más atractivas ofrendas.

Estos altares son el pilar de la fiesta, pues hasta ellos y según la tradición, llegan las almas de los seres fallecidos en un viaje desde el mundo de los muertos hasta el lugar en que las familias tienen organizado el ritual. El alma viene a compartir con las personas que aún están vivas, y a disfrutar de lo que en vida tanto gustaban.

Los altares están compuestos por varios elementos, algunos de obligada tenencia y otros que son las ofrendas, que cada cual decide colocar. Un altar que consta de hasta siete escalones o niveles, se adorna con veladoras, cirios, manteles blanco, una cruz, o rosario, y una foto del difunto que no puede faltar. Luego las personas colocan comida variada, juguetes, objetos personales que forman parte de la ofrenda.

También se colocan flores de muerto, la flor de Cempasúchil es la tradicional para estos eventos. La decoración está encaminada a mostrar todo lo referente a este día, y no faltan nunca los famosos perritos, que son los que guían el camino de las almas, en su viaje de retorno.

Dice la tradición que el día 2 de noviembre a las 12 de la mañana, se levantan todos los altares, y la comida de la ofrenda se reparte entre los familiares de los difuntos tíos, padrinos y algún vecino.

El día de muertos en México es día de celebración, las calles se llenan de adornos de colores, todo indicando que esta gran fiesta tiene lugar en el país azteca. Es una tradición de siglos, aunque es válido señalar que la iglesia católica, celebra el 2 de noviembre el día de los Fieles Difuntos, en solemnidad que hace referencia igualmente a todos los muertos, aunque en México se haya convertido un símbolo nacional e internacional, quizás más por el carácter y el colorido que se le da.

DÍA DE LOS MUERTOS EN ARGENTINA

En Argentina también se festeja el día de los muertos o Fieles difuntos. No de la misma forma que en México, pero igual las familias llegan hasta los cementerios, y allí colocan ofrendas en las tumbas de los fallecidos, que consisten más bien en panificados y dulces.

En Argentina el día de los muertos era feriado nacional, hasta que la junta militar en la época de la dictadura, decidió eliminarlo del calendario junto con los festejos carnavalescos. Normalmente era el cuarto feriado nacional, y había surgido precisamente de la conmemoración de los fieles difuntos, que proviene del catolicismo, pero quedó sin lugar hace muchos años.

En la actualidad existen algunas ciudades argentinas, que aún conservan esta festividad como son Salta, Corrientes, Chaco, Tucumán y Jujuy, en esta última ciudad se le conoce a la tradición, como día de todas las almas o día de todos los santos, y esa jornada es declarada como no laborable. Todo el día las familias se reúnen, y realizan actividades culinarias para recordar a los fallecidos.

Según la tradición en Argentina, el día antes de la fecha se coloca ofrendas en las casas de los deudos como, bebida, comida, flores. Se preparan masitas de harina y agua, a los que dan formas de ave, como muestra de ayuda a las almas a subir a los cielos.

Otra de las tradiciones fundamentalmente en las provincias del norte, es que los cementerios se decoran con bastante papel de color negro y morado, si el fallecido era adulto, y de color blanco y celeste si era niño.

El ritual de los muertos en Argentina tiene una particularidad, y es que se festeja en tres años consecutivos, desde que la persona muere. Según la tradición en el primer año, se asume la consternación por la muerte y el respeto por el difunto, el segundo año se dedica a hacer relatos, anécdotas y adivinanzas en forma de reunión, y el tercer año se realiza el Despacho del Alma, con las ofrendas en los hogares y el esparcimiento del agua bendita.

DÍA DE LOS MUERTOS EN GUATEMALA

El Día de los Muertos en Guatemala es una tradición que comienza, cuando las familias visitan el nicho en el que descansan los restos de los seres queridos. Las tumbas se limpian y se adornan, con las tradicionales flores de muerto y el ciprés Entre las costumbres más llamativas de este día en Guatemala, resaltan los cometas gigantes, los barriletes y la comida típica de esa temporada. Hay quienes confeccionan un altar pero solo en casa.

Es común además que las familias se reúnan, y festejen el día con un banquete. Estos banquetes normalmente incluyen un platillo llamado fiambre, típico de esta época. Así también se puede encontrar el atol blanco y el dulce de ayote. En el caso de los barriletes y los cometas gigantes, pues cada familia crea el suyo y lo eleva al cielo, para guiar a las almas hasta la tierra y los altares.

DÍA DE LOS MUERTOS EN PERÚ

En Perú al igual que en otras regiones de Latinoamérica, se celebra el Día de los Muertos. El 2 de noviembre es día de fiesta nacional y local. Para los peruanos este día las almas de los muertos, visitan la tierra. Se dice que antes de que los colonizadores españoles, trajeran la celebración católica a estas tierras, ya en Perú existían rituales para recordar a los antepasados. Es común que en la América del Sur, los muertos sean enterrados primero y luego cremados.

En el Día de los Muertos las familias peruanas, preparan la comida favorita de los seres queridos que ya fallecieron, o la llevan a las tumbas. En algunas ciudades las festividades comienzan una semana antes, con los preparativos de las comidas tradicionales. Por ejemplo en Cusco, el lechón peruano, que no es más que el cochinillo asado, y el pan wawa forman parte de los alimentos que se eligen para la conmemoración.

Los panaderos hornean muchos panes con diferentes figuras, caritas, en forma de caballo que representa el trascender de la Pachamama o Madre Tierra, para la Hananpacha (lugar superior donde se encuentra la luna, el sol y las estrellas). El pan wawa tradicional de estas festividades, forma parte imprescindible de todo un espectáculo en Perú por el dia de de los muertos.

En este país el Día de los Muertos se festeja mayormente en los cementerios, allí miles y miles de familiares llevan hasta las tumbas de sus seres queridos, comida y bebida. En alguno de estos sitios no se permite la entrada de alimentos, en otros sí. Lo cierto es que en cada ciudad del Perú, esta celebración cobra gran importancia, y quienes visiten el país por estos días, quedarán sorprendidos si además tienen la posibilidad de llegar, hasta el cementerio de Nueva Esperanza, el más grande de toda Latinoamérica.

DÍA DE LOS MUERTOS EN COLOMBIA

En Colombia al igual que en otras regiones del continente Americano, principalmente en América Central, las festividades por el Día de los Muertos se desarrollan el 2 de noviembre. Como una tradición que proviene de la América prehispánica, los colombianos tienen esta fecha como un momento especial, en que se recuerdan a todos los seres queridos ya fallecidos.

Una peregrinación hasta las tumbas, en las que se encuentran los muertos de cada una de las familia, forma parte de esta tradición tan antigua, llevar hasta allí comida, bebida, juguetes y algún objeto favorito, de la persona desaparecida físicamente, es parte de los rituales que cada año en esta fecha realizan los colombianos.

El Día de los muertos también es motivo para agradecer, a través de oraciones, a todos los santos por permitir que las almas de los familiares, hayan encontrado el camino al cielo y la paz. Este día es de fiesta para de manera alegre, decirle a los fallecidos que las familias los recuerdan siempre.

DÍA DE LOS MUERTOS EN CHILE

Coincidiendo con la celebración católica de Todos los Santos, en Chile también se festeja el Día de los Muertos. El primero de noviembre los chilenos visitan las tumbas de sus familiares fallecidos. Hasta allí llevan comida, bebidas, flores y un retrato de la persona. Es una fecha de reunión familiar, en la que lo más importante es la conciliación con los muertos.

En Chile de igual forma es un día festivo, pero hay que destacar que en este país, la celebración no alcanza las dimensiones que en otros, como en México por ejemplo. Sin embargo es una jornada que no pasa por alto para las familias chilenas, que siempre de alguna manera, aunque sea la más sencilla, tienen en cuenta esta tradición y la mantienen viva.

DÍA DE LOS MUERTOS EN BOLIVIA

Lo más relevante de la celebración del Día de los Muertos en Latinoamérica, es que es una suerte de sincretismo religioso. En estas culturas andinas, el culto a la muerte tiene un significado diferente, al que se le da en el occidente. Aquí la muerte no constituye un episodio trágico, sino un ciclo más de la vida.

En Bolivia se cree que las almas vuelven para traer fecundidad y fertilidad, para todo el año. La tradición comienza el primero de noviembre a las 12 horas, hasta el día 2 al medio día. Los bolivianos son fieles creyentes de que, por 24 horas estas almas vuelven al mundo de los vivos, para compartir con familiares y amigos.

Durante el ritual se preparan altares también conocidos como apxata, que es adornado con flores, cañas, velas, frutas, bebidas y dulces, además de otros elementos. Entre ellos la famosa tantawawa, un biscocho de aproximadamente 50 centímetros de largo, con forma humana y un colorido rostro, que es modelado en estuco y que representa al fallecido. La escalera de pan también forma parte de los elementos, y simboliza el ascenso de las almas al cielo.

También muy común es que las familias visiten los cementerios, llevando comida, bebidas y música. Allí se dan cita entre oraciones para recibir el alma del fallecido. Algo muy popular en Bolivia es que, si la persona murió ese mismo año, se le hace un altar y se consigue a alguien que diga una plegaria por su alma,  o le dedique una canción.

EL DÍA DE LOS MUERTOS EN IMÁGENES Y DIBUJOS

GALERIA…

¿QUÉ ES HALLOWEEN Y DÍA DE LOS MUERTOS? SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS

¿Quién no conoce la celebración de Halloween en los Estados Unidos, una festividad que ha cobrado gran aceptación, y popularidad entre muchas personas del mundo?

Halloween o día de las brujas, no es más que una celebración popular de culto a los muertos, y es tradicional de los países anglosajones, o sea de habla inglesa. La palabra Halloween significa víspera de todos los muertos, y se festeja cada 31 de octubre. Sus orígenes se remontan a Irlanda en los ritos de los celtas cuando estos celebraban, los fines de cosechas. Estas festividades llevaban el nombre de Samhain, que significa fin del verano, y que marcaba la culminación de la cosecha y el año nuevo.

Este festival se celebraba cada año al final del mes de octubre, coincidiendo con el equinoccio de otoño. Dice la tradición irlandesa que en esta fecha, los espíritus tanto buenos como malos regresaban a visitar a los vivos, por lo que fueron creándose estos rituales, en correspondencia con la creencia. De aquí surge el uso de las velas, para iluminar a los buenos espíritus, y los disfraces para alejar a los malignos.

Esta tradición llega a los Estados Unidos y Canadá,  en el año 1840 donde quedó fuertemente arraigada. Fueron precisamente los irlandeses quienes trajeron la costumbre hasta aquí, y de hecho quienes crearon la idea de la calabaza con la vela dentro, inspirada en la leyenda de Jack el Tacaño.

No obstante la celebración oficial de Halloween, tuvo su inicio oficial en el año 1921, cuando se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota, luego se sumaron otros estados. En el año 1970 la fiesta se internacionalizó, gracias al cine y las series televisivas en las que se hacía alusión a esta tradición.

En Halloween se utilizan varios símbolos, con diferentes significados. Entre ellos aparece la calabaza que representa la maldad, los gatos negros, las brujas, los fantasmas, las carabelas y los disfraces. Además se emplea mucho decorar las casas, los jardines y cualquier sitio de manera tenebrosa, con telas de arañas, velas, murciélagos, búhos que dan aspecto tenebroso.

Lo curioso de estos elementos decorativos es que su verdadero significado, es alejar o espantar a los espíritus malignos, que se creen en esta fecha visitan el mundo de los vivos.

Entre las tantas tradiciones que encierra Halloween, está la del truco o trato o truco dulce, resulta que los niños disfrazados, y con una cesta van casa por casa pidiendo golosinas.  Quien abre la puerta tiene dos opciones, un truco que supone una amenaza o maldición, o un trato que por lo general consiste en golosinas. Es por ello que cada familia, siempre para esta fecha tiene en casa alguna golosina.

La comida de Halloween son las manzanas acarameladas, o manzanas dulces, coincidiendo casualmente con la cosecha de esta fruta. En Irlanda por ejemplo es costumbre, comprar un pastel de frutas en el que se coloca un anillo simple, una moneda y otros encantos antes de hornear. Se dice quien encuentre el anillo, encontrará el amor ese año.

En la actualidad Halloween es una de las fiestas más importantes, recogidas en el calendario festivo de Estados Unidos y Canadá. Coinciden con festividades parecidas en varios países de Latinoamérica, la semejanza entre el Día de Muertos y Halloween, es que en ambas jornadas la idea central es la realización de un culto central a la muerte, y de igual modo comparten  la creencia de que las almas regresan en esta fecha al mundo de los vivos.

La diferencia se establece entre el Halloween anglosajón y El Día de Muertos latino, es quizás algunos conceptos con respecto a los elementos que distinguen cada una de las celebraciones. Si tenemos en cuenta que para los latinos, también esta fecha es más un recordatorio de los seres queridos, es momento ideal para juntar a toda la familia, y de manera alegre y armónica revivir los momentos a través de anécdotas, que involucran a quienes ya no están entre los vivos.

Lo cierto es que estas dos festividades que le han dado la vuelta al mundo entero, tiene que ver con tradiciones muy antiguas, que han quedado prendidas de la popularidad, y que han logrado sobrevivir a las conquistas, a y a las culturas de esos países que intentaron no solo colonizar, sino imponer todas las costumbres de ellos.

Habla ahora o calla para siempre